9 de junio de 2010

GR 109: ETAPA 2 ALLES - CARREÑA



A la espera de que la nieve se retire definitivamente de nuestras montañas y nos permita caminar cómodamente continuamos el proyecto de completar el GR 109 en BTT. En esta ocasión volvemos al pueblo de Alles, donde nos había finalizado la primera etapa, con intención de completar la segunda etapa hasta Carreña de Cabrales y en función de como se plantease el día continuar el recorrido hasta Benia de Onis que es la tercera etapa. En esta ocasión hicimos un pequeño experimento: recogimos a Emilio y Machús en Arenas y ellos realizarían esta segunda etapa a pie. Mientras los ciclistas preparamos las bicis y todo lo necesario los caminantes iniciaron la ruta con la idea de que rápidamente los alcanzaríamos, ya veremos...
El Gr 109 abandona el pueblo de Alles dejandonos en el recuerdo una bonita vista de la iglesia y la sierra del Cuera.Enseguida el camino se estrecha atrevesando un tramo de bosque mixto, para un poco mas adelante convertirse en una aún más estrecha senda que desciende vertiginosamente hasta la carretera que conduce a Rozagás. Un tramo complicado de ciclar que descendemos tranquilamente con las bicis de ramal.
Un pequeño tramo de carretera enlaza con el siguiente tramo de pista en el que al poco alcanzamos a los caminantes, pero nosotros mantenemos nuestro tranquilo pedalear frecuentemente interrumpido por esplendidos lugares que fotografiar y de los que disfrutar. Es el caso de este puente al pie del camino marcado.El GR esta perfectamente marcado pero en esta época hay que ir muy atento ya que la exuberante vegetación lo cubre todo siendo muy facil despistarse en algún pequeño cruce. No obstante rápidamente te das cuenta que estás fuera de la ruta marcada y en ocasiones se descubren rincones encantados como este.La senda se estrecha cada vez más y en ocasiones nos obliga a cruzar alguna riega y portear la bicicleta, de momento no es excesivamente molesto pero gran parte de este tramo lo realizamos con la bici de ramal o a la espalda en algún tramo.Nuevamente enlazamos con la carretera por la que ahora vamos a recorrer un tramo un poco largo pasando por Rozagás.Continuamos por carretera y al fondo se despide de nosotros la Pica Peñamellera, constante referencia en la primera etapa.Un tramo que se recorre con mucha comodidad y en el que disfrutamos con algunas flores primaverales:







En Arangas descubrimos por primera vez las altas cumbres del macizo central de los Picos de Europa. A la salida del pueblo el GR 109 abandona definitivamente la carretera camino de Pandejana un tramo que desde el principio de aventura duro y empinado y que no defraudará ni en desnivel ni en las excepcionales vistas que nos esperan en su parte final.La pista tiene tramos muy empinados que en ocasiones ya nos obligan a apearnos de nuestras monturas pero cuando esta se acaba y continúa por senda nos espera unúltimo tramo en el que no queda más remedio que portear la bici a la espalda por lo empinado en unos tramos y por lo estrecho e incómodo que resultaba en otros sitios rodar la bici aun llevandola de la mano.
Pero lo dicho el paisaje en la parte final compensa con creces lo sufrido:
Ahora ya solo nos queda disfrutar de un cómodo descenso por una empinada pista de hormigón que continuamente nos sorprende con imágenes del macizo central y el Picu reinando entre todas las cumbres.Llegando a Carreña descubrimos extrañas señales que nos hacen acordarnos de nuestros amigos caminantes, llegaran ellos antes caminando que nosotros en bici...?Justo a la entrada de Carreña los encontramos y recorremos los últimos metros en agradable compañía. Los ciclistas hemos ido muy despacio disfrutando del paisaje y la fotografía y sufriendo con los porteos pero ellos por su parte confiesan que se han apurado un poco más de la cuenta en una divertida competición caminantes-ciclistas...Segunda etapa completada del GR 109, me queda la duda de recomendarla para la BTT, la verdad que las bicis están pensadas para llevar al ciclista y no ser ellas las llevadas por el cilclista a sus espaldas pero el paisaje definitivamente compensa ese esfuerzo extra que no deja de ser un plus desde el punto de vista deportivo je je.Es hora de un pequeño descanso y recuperar fuerzas ya que el final de este día no es en Carreña sino en Benia, aún nos quedan otros 18km para llegar al coche, pero ese relato quedará para otro día que esto lleva mucho tiempo y otros quehaceres me reclaman.

3 comentarios:

  1. Anónimo9/6/10 23:33

    Casta, tronco, quítame esa bolsa con la ferramienta debajo del sillín, o vas ganate, y con razón, el título de globero. Guapa la ruta, pena de esos tramos de porteo. Y los viajeros, que pasa que cansaron de bici, resultan que van hasta Nepal en burriqueta, y ahora no son capaces de ir desde Alles a Carreña, que triste, jiusssss..........
    Saludos y envidias sanas de esas rutas.
    Bene.

    ResponderEliminar
  2. Voi date yo a ti globerillo... a ver si coincidimos un día y te reparo en un plis un peaso de pinchazo.
    Los taxistas tienen una de las burras en boxes por eso lo hicieron caminado pero visto los porteos que hicimos no nos envidiaron mucho.
    De todos modos ya tengo un poco de mono de Picos y parece que la nieve ya no es impedimento. Un abrazu

    ResponderEliminar
  3. Santi está hoy en esta etapa. Desde aquí te sigo dando ánimos hermanito. Cuidate mucho y a nuestro chucho. Un besito, Lili

    ResponderEliminar